Babaji's Kriya Yoga
Babaji's Kriya Yoga Images
English Deutsch Français FrançaisEspañol Italiano Português PortuguêsJapanese Russian Bulgarian DanskArabic Farsi Hindi Tamil Turkish

 
                                            

El proyecto de investigación de los Yoga Siddhas tamiles:
Las dificultades básicas (3ª parte)

Por el Dr. T. N. Ganapathy, Ph D
Director del proyecto de investigación de los Yoga Siddhas tamiles

El siguiente articulo, el segundo de la serie, está extractado de nuestro libro próximo a editarse, “El Yoga del Siddha Tamil Boganathar” por el Dr. T. N. Ganapathy . En el artículo previo, las dificultades básicas, el término “siddha” fue asímismo discutido. El presente artículo comenta otra de las dificultades involucradas en el estudio de los trabajos de los siddhas.

6. La filosofía del cuerpo humano.

Todo los sistemas ortodoxos sospecharon de los siddhas por que ellos mantienen la teoría de que uno puede obtener la liberación o moksa con el cuerpo. De acuerdo a los siddhas tamiles la meta del sadhana del yoga es kayaisiddhi o la perfección del cuerpo. La ortodoxia de los saiva siddhantines trataron a los siddhas como parias proscritos y tuvieron excluido el punto de vista de los siddhas de su vasto cuerpo canónico y sus teorías sociofilosóficas. También fue reportado que los pandarams (ascetas) de la clase del saiva buscaron las copias de los poemas siddha y las destruyeron. Es una opinión general entre los estudiosos que muchos de los siddhas fueron plagiadores, impostores y comedores de opio y habitantes de la tierra de los sueños, y ellos fueron sistemáticamente estigmatizados como una desviación del conformista modelo hindú de las castas. Las doctrinas y poemas siddhas no consiguen la sanción “oficial” de la “élite educada” aunque sin embargo sus canciones son populares entre las masas en Tamil Nadu.

Comprendamos la concepción Siddha del cuerpo humano, que es única y no es aceptada por ningún sistema de la filosofía india; es un postulado no reconocido en la tradición india. En la filosofía Siddha Tamil el cuerpo humano ha adquirido una importancia que nunca anteriormente fue alcanzada en la historia espiritual de la India. De acuerdo con los siddhas, el campo de experimentación de una adepto es siempre él mismo y su cuerpo, que contiene en sí mismo una esencia inmortal.

El cuerpo humano ordinario puede y deber ser transformado en un cuerpo divino y debe ser hecho una ayuda en la liberación. La visión Siddha el cuerpo como moksa sadhana es conocida como kaya sadhana. En el Tirumantiram nos encontramos con un número de versos alabando la importancia del cuerpo humano como una escalera para mukti. En un celebrado verso Tirumular llama al cuerpo humano como la morada de Dios. En la literatura Siddha Tamil el templo es una imagen de ambos macrocosmos y el microcosmos, el hombre cósmico al igual que el ser interno del hombre. Las distintas partes de la estructura del templo son designadas como las partes del cuerpo humano. Los siddhas tamiles entendieron el cuerpo como un umbral, un pasaje a la Realidad Ultima. Sivavakkiyar es aficionado de usar la expresión umbral, “vasal” en idioma tamil, y él llama al cuerpo humano como un umbral donde reside Dios. El concepto de “umbral” es un concepto místico, y el cuerpo es un umbral místico así, otro umbral es el gurú. En la literatura Siddha el umbral es una cosa mística. Es una frontera entre dos mundos, el ordinario, el mundo profano, y el mundo sagrado más allá. Es un punto donde nosotros pasamos desde una forma a otra, de un nivel de conciencia a otro. El término “vasal” usado por los Siddhas Tamiles aparece en el momento en el que nosotros mismos nos abrimos a las profundidades de nuestro ser. Ello decían que uno no necesita ir a ningún sitio de peregrinación o estudiar sastras cuando el umbral está en nosotros mismos. La idea del cuerpo como un microcosmos de Realidad recibió una denotación espiritual y mística en los Siddhas Tamiles en contra de las connotaciones puramente físicas de otras tradiciones. Las relaciones internas del cuerpo del hombre y el universo (el cual es Realidad) tienen que ser realizadas por un esfuerzo espiritual. Kaya sadhana es tal esfuerzo. Otro importante aspecto de la visión de los siddhas del cuerpo humano es nyasa, que consiste en sentir a Dios o los poderes que representan a los Dioses en las diferentes partes del cuerpo.

En literatura siddha nosotros encontramos los siguientes tipos de cuerpos, el sthula-deha, el yoga-deha, el siddha-deha, el Pranava o mantra deha y el jnana o divya deha. Convertir el sthula-deha en divya-deha es kaya sadhana. Sivavakkiyar explica la transformación del cuerpo físico en un cuerpo divino con la analogía de una oruga transformándose en una bella mariposa. Vamos a señalar brevemente los varios estados involucrados en la kaya sadhana. Stula sarira es el inmaduro, ordinario cuerpo físico no disciplinado por el yoga. Es un “umbral engañoso” y uno tiene que “abrirlo”, es decir, ir más allá de él para lograr el kaya siddhi. Sivavakkiyar dice que la gente debe proteger, inmortalizar y preservar el cuerpo a través del método del yoga de la misma forma en que protegerían a una bella señora de la casa. Cuando el sthula sarira está disciplinado por el yoga él se vuelve maduro o pakva. Pambatticcittar usa el término “pudam” en idioma tamil ello que equivale a “haciéndose maduro”, pakva. Agatiyar Pacacaram – 37 habla de remover los elementos no deseados del cuerpo a través del proceso de combustión (kundalini agni). Una vez el deha es endurecido por el yoga, las fuerzas internas ayudan al sadhaka a despertar la kundalini en sí mismo, que pasa a través de los seis adharas. Ello es un proceso de la adquisición de poderes yóguicos, siddhis, conduciendo a un siddha deha, donde el cuerpo puede y es cualquier cosa a voluntad del sadhaka, desde el momento en que no está sujeto a las leyes espacio-temporales o a las leyes del tiempo y el espacio del cuerpo ordinario. Después del logro de los siddhis, el siddha deha es transformado en un mantra deha llamado pranava tanu. El pranava deha es un cuerpo consistente de la formula sagrada “AUM”. Es el cuerpo de nada o sonido. Este cuerpo del yogui está acompañado por ciertos sonidos y vibraciones místicas en la forma del mantra llamado “AUM namasivaya”. El cuerpo del yogui en este estado no es diferente del mantra, esto es, el cuerpo es transformado en un sonido-forma, mantra-forma. Este cuerpo es llamado pranava o mantra deha. Encontramos una descripción de este cuerpo, mantira meni (mantra deha) en el Tirumantiram. La figura humana que representa el pranava deha se llama el mantimeni chakkaram en la literatura Siddha Tamil. En una obra tamil llamada Tinumantiramalai-300 nosotros encontramos una descripción de como las cincuenta y unas letras del alfabeto constituyen las distintas partes del cuerpo.

De acuerdo a los Siddhas tamiles el hombre con el pranava deha es un jivan-mukta, “el hombre liberado en vida”. En el Tirumantiram encontramos una descripción de las características de un jivan mukta. En la filosofía Siddha no hay videha-mukti (liberación tras la muerte) sólo jivan mukti; porque videha mukti es, en el mejor de los casos, sólo una hipótesis. Un jivan mukta no posee una consciencia personal, sino una conciencia de testigo. Aún cuando el actúa en el mundo, el no tiene el sentido de “yo hago”. El ve todas las cosas usuales en una milagrosa nueva luz conforme ha entrado dentro del corazón de la realidad. Los Bauls de Bengala llaman a esta estado de jivan mukta como jiyanta-mora, “estando muerto mientras todavía vive”. Encontramos expresiones similares usadas por muchos siddhas tamiles. Como un pensador taoísta ha dicho, “El hombre perfecto emplea su mente como un espejo. Ella no agarra nada pero nunca rechaza, recibe pero no mantiene”. En filosofía Siddha un jivan mukta no muere o logra la liberación, sino que es transformado en la misma liberación, es decir, el divya deha. Cuando el jivan mukta consigue entrar en divya deha él se convierte en uno con la Eternidad, un para-mukta. La categoría de “sí o no” de la lógica respecto a su existencia o inexistencia no surge en el caso del Siddha que ha logrado el divya deha. Divya deha es una situación en la cual uno está participando en la inmortalidad desde ahora en adelante y en el mundo presente; la inmortalidad no debe ser concebida como una supervivencia post mortem. El logro de divya deha no es videha mukti. Hay sólidos ejemplos contra videha mukti, como los santos Nandanar, Manikkavasagar, Sri Andal (fundido con el Señor en Srirangam), Sri Caitanya y Sri Ramalinga Swamigal, los cuales lograron divya deha. Es altamente interesante e instructivo anotar el proceso que adoptó el gran maestro de yoga Sri Krisna para transformar su cuerpo material en un divya deha cuando deseó dejar el mundo. El, en concentración, ejecutó un proceso yóguico denominado “agneyi-yoga-dharma”, es decir, el proceso del fuego interior radiante, por el cual él redujo su cuerpo material a la forma sutil y con ese cuerpo salió del mundo. Esto es mencionado en el Bhagavata.

El divya deha es llamado cinmayoa, “el cuerpo de luz”. Es un “cuerpo” de espacio infinito, vettaveli, una vasta expansión fuera de cualquier límite. En este estado el “cuerpo” refulge con el fuego de la inmortalidad. Es llamado “el cuerpo de luz”, oli udambu en tamil. Como Tirumular dice figuradamente, incluso los “cabellos” de este cuerpo transmutado brillarán. Cuando un siddha logra divya deha, él logra el estado de Siva. Por lo tanto divya deha es referido como kailaya deha. En el misticismo Siddha la liberación del alma no es concebida como un purusartha; más bien tenemos el concepto de jivan mukti o liberación dentro del intervalo de vida en la forma del logro de la inmortalidad.

Sin entrar en detalles, nosotros podemos decir que en la literatura Siddha Tamil encontramos tres métodos por los cuales el cuerpo puede ser transformado en inmortalidad. Primero, está el método del proceso alquímico (comprendiendo la medicina Siddha) la cual, en lugar de ser ejecutado en el laboratorio, tiene lugar en el cuerpo y la conciencia del sadhaka. En Bogar 700, encontramos referencias para el método de preparación de la medicina más grande – muppu – recurriendo a la cual el cuerpo se convertirá en divya deha, un cuerpo inmortal de oro.

El segundo es el método de kundalini yoga, el cual es el método adoptado por todos los Siddhas Tamiles. Un tercer método que se sugiere es el llamado ulta sadhana “práctica contraria” que señala que los sentimientos sexuales correctamente cultivados pueden dirigir al hombre de vuelta hacia el mismo corazón de la realidad. Cuando la energía sexual es sublimada y transmutada el yogui asciende sobre la identificación de los sentidos por medio del cuerpo físico. Este estado es técnicamente llamado urdhareta. Agastiyar Jnanam, los poemas de Bogar y el Tirumantiram hablan del tercer proceso y nos aseguran que allí no hay muerte para el hombre que lo adopte perfectamente. Siguiendo las huellas de Bogar, esta técnica de convertir la energía sexual en energía espiritual es enseñada en los centros de Kriya Yoga alrededor del mundo. La forma para vencer la maldad física es aceptando la doctrina Siddha del cuerpo. Porque en la aceptación está la trascendencia.

(continuará)

Copyright. Babaji's Kriya Yoga and Publications. 2002

© 1995 - 2017 - Babaji's Kriya Yoga and Publications - All Rights Reserved.  "Babaji's Kriya Yoga" is a registered service mark.